GPS Senderismo Familiar Costa del Sol

08 agosto 2011

Vivac en la cumbre del Mulhacén

Vivac en la cumbre más alta de la Península Ibérica, el Mulhacén (3.479 m.s.n.m.).

Lunes, 8 de agosto de 2.011
Reserva plazas para el autobús a las Posiciones del Veleta
En el Servicio de Interpretación Ambiental de la Zona de Altas Cumbres de Sierra Nevada, sector Hoya de la Mora (teléfono 671 564407), reservamos 9 plazas para el sábado 13 de agosto de 2.011 en la lanzadera (autobús) que partirá a las 12:30 horas desde la Hoya de la Mora (2.550 m.s.n.m.) con destino a las Posiciones del Veleta (3.100 m.s.n.m.). Desde allí pretendemos dirigirnos a la cumbre del Mulhacén pasando por el Refugio de la Carihuela (3.205 m.s.n.m.) y el Refugio de la Caldera (3.065 m.s.n.m.).

Horarios del microbús:
Salidas desde la Hoya de la Mora: 8.00, 9.30, 11.00, 12.30, 15.00, 16.30 y 18.00.
Salidas desde las Posiciones del Veleta: 8.45, 10.15, 11.45, 13.15, 15.45, 17.15 y 18.45

Precios temporada 2.011:
Ida y vuelta: 9,00 euros
Solo ida o solo vuelta: 5,00 euros
Menores de 4 años: gratis
Entre 5 y 6 años: 50% descuento

Reserva plazas en el Albergue Universitario de Sierra Nevada
Reservamos (teléfono 958 480 122) 9 plazas en el Albergue Universitario de Sierra Nevada (30,00 euros en régimen de media pensión), situado en los Peñones de San Francisco, Hoya de la Mora, a 2.550 metros de altitud, para la noche del domingo 14 de agosto de 2.011, al objeto de no regresar a Málaga directamente después de caminar unos 25 kilómetros por encima de los 3.000 m.s.n.m. y dormir unas pocas horas en la cumbre del Mulhacén, ¡si estás cansado no conduzcas!.

Vistas al Veleta desde el Albergue Universitario de la Hoya de la Mora

Miércoles, 10 de agosto de 2.011
Comenzamos a estudiar las previsiones del tiempo para el sábado/domingo. Parece ser que no nos vamos a encontrar las mejores condiciones climatológicas, en Meteoexploración, para la noche del sábado, están previstas temperaturas máximas de 9º y mínimas de 3º con vientos de 23 km/h y humedad del 63%. Desde luego no son las mejores condiciones para pasar una noche bajo un techo de estrellas y la luz de la luna llena, así que una vez más deberemos sacrificar unas cuantas cervezas muy frías antes de la partida para aplacar la furia y la ira de los dioses que habitan Sierra Nevada.

Jueves, 11 de agosto de 2.011
Continuamos con los preparativos. Algunos expedicionarios, para ir curtiéndose físicamente para las duras jornadas montañeras que nos esperan, portean en sus mochilas de aquí para allá litros y litros de agua, otros siguen consultando y analizando la climatología prevista, al parecer, según nos informan, vamos a pasar mucho frío pero por lo menos nos vamos a librar del temible rocío nocturno, vamos a poder contemplar una Luna inmensa y, aunque no sea el día de su mayor esplendor y la luz de la Luna llena apague y oculte su visión, podremos disfrutar de la lluvia de meteoritos de las Perseidas, también conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo.

Viernes 12 de agosto de 2.011
Víspera de la partida. Seguimos buscando información, en un reportaje de Cazatormentas encontramos fotos del 5 de agosto de la zona del Veleta, quizás nos podamos encontrar algunos neveros (está información debemos clasificarla no apta para todos los expedicionarios ya que algunos juraron y perjuraron que nunca más volvería a pasar por uno de ellos …, mejor guardar silencio, la improvisación siempre ha sido nuestro mejor aliado) . También nos informan, facilitándonos el enlace adjunto, de la posibilidad de que nos podamos encontrar con grupos de “Indignados” en la cumbre del Mulhacén: “Se puede decir más claro pero no más alto” (nota personal: por mi parte, aquí abajo suelo estar muy indignado y preocupado todos los días de la semana, indignación y preocupación que se me va olvidando a medida que voy dando pasos por la montaña, así que no creo que les pueda acompañar en su indignación allá arriba).

Agosto 2.010, Laguna de la Caldera

Quedan pocas horas para ponernos en marcha, solo nos falta, a mediodía de hoy, sacrificar las cervezas frías a los dioses de Sierra Nevada. Ojo, que nadie se sacrifique más de la cuenta no vaya a ser que mañana andemos torcidos y zigzagueantes por los tortuosos y empinados caminos que deberemos recorrer.
Horas más tarde
En el Servicio de Interpretación Ambiental de la Zona de Altas Cumbres de Sierra Nevada, sector Hoya de la Mora (teléfono 671 564407), nos confirman lo peor, entre el Refugio de la Carihuela y el Refugio de la Caldera, ¡hay un gran nevero obstaculizando en camino!, nos dicen con voz tétrica, algunos montañeros han pasado, otros no han pasado. ¡Habrá que sacrificar algo más que unas cuantas cervezas frías! y nada de Cruzcampos, Sierra Nevada está en Granada y allí hasta sus dioses beben las exquisitas Alhambras!.

Sábado, 13 de agosto de 2.011
Por fin llegó el día.

Desde Estepona, Mijas, Villalba, Huelva y Sevilla, unos cuantos montañeros, desde los 7 a los 67 años, conforme van sonando sus despertadores, van poniéndose en marcha para, juntos, emprender una gran aventura: vivaquear en la cumbre del Mulhacén.

Con bastante retraso sobre el horario previsto, el autobús del Servicio de Interpretación sufrió una avería, llegamos unos primero y otros después al Refugio de la Carihuela (situado a 3.205 metros de altitud).

Refugio de la Carihuela

Desde el Refugio de la Carihuela nos dirigimos al Refugio de la Caldera pasando por el Refugio Villavientos.

Vamos dejando atrás el Refugio de la Carihuela

Aún en la fecha que estamos hay que atravesar algún nevero que otro



Al fondo, el Mulhacén


Refugio Villavientos

Sobre las 19 horas merendamos en el Refugio de la Laguna de la Caldera mientras observamos con cierto respeto y bastante temor los últimos 414 metros de altitud que nos quedan para llegar a nuestro destino, la cumbre del Mulhacén.

Laguna de la Caldera

La Laguna de la Caldera unos meses atrás: junio 2.011

El grupo se divide, unos cuantos deciden emprender inmediatamente la marcha, otros esperamos algo más para reponer todas las fuerzas posibles.

En las primeras rampas, el Mal de Altura ataca virulentamente a un montañero del primer grupo, los vómitos y un intenso dolor de cabeza le impiden continuar la marcha y decide bajar al Refugio de la Caldera. Al rato, los del segundo grupo nos cruzamos con el montañero agredido, lo auxiliamos con ibuprofeno y lo animamos a seguir caminando mucho más despacio y con todas las pausas que hicieren falta.

Ascendiendo los últimos y durísimos 414 metros

El resto del primer grupo llega sin apenas contratiempos a la cumbre, el segundo tarda mucho más y debemos recorrer los últimos metros bajo la luz de la Luna llena. Llegamos a la cima del Mulhacén, algunos con evidentes síntomas de agotamiento, sobre las 22:30 horas, ¡necesitamos 3 horas para ascender los últimos 414 metros de altura!.

Hemos llegado todos a la ¡cumbre! Y desde el vértice geodésico del Mulhacén lo gritamos con todas nuestras fuerzas, ¡cumbre!, ¡cumbre!, ¡cumbre!.

Nos cambiamos de ropa, respiramos intensamente y poco a poco nos vamos recuperando, preparamos el vivac, la cena, corre el vino y el ron miel y la alegría de encontrarnos en el techo de la Península Ibérica nos hace olvidar el durísimo esfuerzo realizado y una energía rejuvenecedora recorre de nuevo nuestras venas. La velada que le siguió no tuvo nada que envidiar a otras que pasamos en el Torrecilla, por mi parte la quisiera mantener dentro del cajón destinado a guardar los recuerdos especiales.


La noche se pasó como se pudo, unos con calor y otros con mucho frío, contemplando las estrellas, la Luna llena y escuchando los gritos de los numerosos montañeros que llegaban la cumbre para ver amanecer, “gracias a Dios y a la Virgen, por fin hemos llegado”.

Domingo, 14 de agosto de 2.011
Justo a la salida del Sol, la cumbre del Mulhacén se llenó de visitantes, ese día, a las 7 de la mañana, no nos debemos equivocar mucho si contamos sobre unas 60 personas las que podrían estar contemplando el espectacular amanecer que se podía ver desde los 3.479 metros de altura.



Amanece en la cumbre del Mulhacén

Contemplando la silueta del Mulhacén dibujada por el Sol mientras la Luna se va ocultando en el horizonte opuesto

¡Cumbre!

¡Cumbre!


Regresamos caminando poco a poco por el mismo camino y hasta el Albergue Universitario de Sierra Nevada en donde, nada más llegar, aplacamos la sed con unas Alhambras muy frías.

Bajando de la cumbre

Desayuno en el Refugio de la Caldera

Descendiendo a la Hoya de la Mora con el Veleta al fondo

Monumento a la Virgen de las Nieves

Llegando a la Hoya de la Mora


Después de cenar en el Albergue salimos al frescor de la noche a celebrar y comentar el éxito de la expedición en un improvisado pub que montamos para la ocasión.

Lunes, 15 de agosto de 2.011

Etiquetas: ,

10 Comments:

  • Se acerca el momento, ¡que emoción!
    Ya hay que ir preparando los bártulos, después cogemos la mochila que pesa 7 toneladas y empezamos a eliminar cosas menos necesarias, a ver esta vez a cuantos kilos llegamos. 2 o 3 de agua, otro de vino, otro del saco, la ropa, la linterna, pilas, el papeo, teléfono.......

    Habrás avisado ya a los sherpas para que nos dejen la carga arriba y la cena preparada.

    By Anonymous Diego M., at 10:47 p. m.  

  • Los sherpas dicen que no portean vino ni ron miel, su religión no se lo permite, a si que no se muy bien como vamos a organizarlo todo.
    Diego S.

    By Anonymous Anónimo, at 9:54 a. m.  

  • Ruta relizada con éxito y regreso caluroso.
    Nada más bajar de la montaña, la maldición de Muley Hacén cayó sobre nosotros, a la altura de Loja se me averió el aire acondicionado con los 37ºC que ya tenía el aire granaino.
    He cogido algunas agujetas en las piernas pero ya se van olvidando los mementos de mas dureza.
    Ya mismo estaremos pensando en volver, jeje.

    By Anonymous Diego M., at 11:08 a. m.  

  • Si, es curioso, a mí también me está pasando lo mismo, ya se me están olvidando los momentos durísimos que pasé ascendiendo los últimos metros, uf, mareos, nauseas... uf ... Por mi parte y sin que medie más tiempo, ya estoy deseando que llegue el año próximo para subir otra vez :).

    Sobre la maldición de Muley Hacén, mira que te lo dije, a la cumbre del Mulhacén tienes que llevar una Alhambra y tu ni caso, te llevas una Cruzcampo ... y claro, luego pasa lo que pasa :)

    By Anonymous Diego S., at 7:42 p. m.  

  • Recuerdos
    En el Refugio Villavientos nos encontramos con una extranjera entrada en años cuidando a su perro de las heridas que tenía en las almohadillas de sus patas degastadas del tute que le había dado su dueña. Según nos dijo, pensaba quedarse un par de días hasta que su perro se recuperase. Al regresar nos pasamos por el refugio y allí seguía, atendiendo al perro y a un día de camino de su coche, según comentó.

    By Anonymous Diego S., at 8:49 p. m.  

  • No volverá a ocurrir. A partir de ahora cuando suba a una cumbre "granaina" llevaré la correspondiente Alhambra.
    Entonces, a las cumbres malagueñas... ¿que cerveza debo llevar? ¿Victoria?

    By Anonymous Diego M., at 8:50 p. m.  

  • Más cosas para recordar:

    ¡Las croquetas que trajo José desde Huelva y nos comimos en la cumbre del Mulhacén!

    By Anonymous Diego S., at 11:04 a. m.  

  • Las croquetas sentaron muy bien, eso de comer croquetas a 3480 metros de altitud no se hace todos los días.
    José, si vienes a otra ruta no te olvides las croquetas.

    Por aquí ya solo hablamos de volver a subir el próximo verano.
    Toñi me dice que quiere otro vivaqueo antes de que acabe el verano, yo creo que le está costando aclimatarse a los 40 metros de altitud donde vivimos.
    Si hay que subir a la montaña, se sube.

    By Anonymous Diego M., at 9:56 p. m.  

  • Otra cosa que no paro de darle vueltas en la cabeza es el "Autobús de la Mosca"
    He buscado por internet y no hay nada que haga referencia al famoso autobús, no sé, cosas raras... estaremos confundidos.

    By Anonymous Diego M., at 10:09 p. m.  

  • A ese nuevo vivaqueo nos apuntamos sobre la marcha (Isabel y Diego S
    .). Poned fecha. Podría ser parecido al que hicimos en Los Reales (¿que otro sitio podría ser parecido?), caminata, cena por todo lo alto y vivac, algo así como una fiesta de despedida del verano (como pasa el tiempo de rápido... ya mismo pasa otro año y estamos otra vez en la cumbre del Mulhacén comiendo croquetas, tortilla de patatas y bebiendo ron miel guajiro :), ojala).

    Sobre el autobús de la Mosca ... si que es un misterio.

    By Anonymous Diego S., at 10:37 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home