GPS Senderismo Familiar Costa del Sol

22 noviembre 2006

Tajo del Almendrón

El domingo 12 de Noviembre Maite y yo (Pepe), en compañía de tres intrépidos senderistas alemanes (Robert, Ilse e Iverhart), hicimos la ruta al Tajo del Almendrón. Es un trayecto circular que tiene su inicio y fin en la Fuente del Esparto y que está considerada como imprescindible para conocer la Sierra Almijara.
Pues bien, ese día tocó madrugar ya que nos esperaba un largo recorrido de 8 horas y había que aprovechar al máximo las horas de luz. A las cinco de la mañana ya estábamos en pie para recoger a las 6’30 a los alemanes en Málaga, y, desde allí, llegamos a la cueva de Nerja, desde donde sale un carril bien señalizado hasta la Fuente del Esparto.
Sobre las 8 comenzamos la ruta por el Barranco de los Cazadores. Yo diría que este lugar es uno de los más sobrecogedores que nunca he visto, sobre todo al amanecer. El sendero sube endiabladamente, encajonado entre moles calizas. Se pasan unas minas antiguas de plomo hasta acumular un desnivel de unos 1000 metros. Tras una dura subida, en la que la senda se pierde en los últimos tramos y está salpicada de lajas sueltas, llegamos a la “antecumbre” del Almendrón, en unas cuatro horas. Pero el esfuerzo es recompensado con unas magníficas vistas de toda la Sierra Tejeda y Almijara. Se puede contemplar al fondo, La sierra de las Chimeneas y el Torcal de Antequera. Justo delante, los Montes de Málaga y a su derecha, Peña Negra. Acercándonos al primer plano podemos ver toda la cuerda de la Sierra, de Oeste a este: La Maroma, el Lucero, el Cisne, La Cadena, Piedra Sillada, Los tajos del Sol, El Navachica y el Cielo. Además se puede también ver el Cortijo del Imán al final del Río Chillar.

Aquí hacemos una pausa de una hora para comer, embriagarnos con el grandioso paisaje y descansar. La cumbre del Almendrón se intuye unos metros más arriba, pero pensamos que eso es para escaladores.


Pero la emoción continúa en la bajada. Pasamos justo por la base sur del Almendrón por una senda que a veces desaparecía por los desprendimientos y que discurría al borde de cortados y precipicios (por supuesto no apta para gente con vértigo). Después de pasar por debajo de los tajos, se llega a un llano con la visión típica y característica de los dos picos puntiagudos. Y desde aquí se baja por una senda bien marcada, pero con un fuerte desnivel –que afectó a las rodillas de algunos– hasta la Fuente del Esparto.

Ante del regreso tomamos un café con tostadas en Guaro, mientras departíamos sobre la espectacularidad de esta ruta y planeábamos otras futuras. Hasta la próxima.
Pepe León

GPS Senderismo Familiar

Etiquetas:

1 Comments:

  • Por como describes la subida al Tajo del Almendrón debe ser una bonita ruta.
    Gracias por el relato.
    María B

    By Anonymous Anónimo, at 9:05 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home