GPS Senderismo Familiar Costa del Sol

13 septiembre 2010

Septiembre 2.010: noche en la cumbre del Pico Torrecilla

Noche en la cumbre del Pico Torrecilla

Todas las rutas de este tipo las podemos dividir en tres partes:

1. La preparación: es muy entretenido ir preparando la ruta, investigar sobre si nos encontraremos agua o no, analizar el tiempo previsto, sopesar todo lo que hay que ir metiendo en la mochila, su peso, su volumen, la esterilla, el saco de dormir, ropa de abrigo, lo que es estrictamente necesario y lo que no, la comida y la bebida, los vinos y el ron miel que nos llevamos fue todo un acierto, nos ayudó a mitigar el frío intenso que soplaba a 1.919 metros de altura.

2. La ruta: muy intensa, aunque estuvimos menos de 24 horas en la montaña a todos nos pareció estar bastante más tiempo, vives cada minuto profundamente, desde que comenzamos a caminar con las últimas luces del viernes y los fuegos artificiales de alguna localidad costera, pasando por el Nevero de Tolox desde donde se divisaba la Osa Mayor sobre el Puerto del Oso, el agradable paseo por la Meseta de Quejigales bajo la luz de los frontales, la reconfortante frescura del agua del Pilar de Tolox, la lenta ascensión de los últimos 200 metros del Torrecilla parándonos frecuentemente para recuperar el aliento y contemplar las luces de los pueblos del Valle del Genal, las de Ceuta y una gran parte de las ciudades de la Costa del Sol, incluida Málaga, su capital, la emoción y satisfacción de llegar a la cumbre, el frío invernal y la ventolera, la deliciosa cena antes de echarnos en el saco de dormir rendidos por el cansancio; y el despertar, cargados de una renovadora energía como solo se puede sentir cuando duermes en lo más alto de la Sierra de las Nieves, en la morada de las diosas Hygieia y Salus.

3. Los recuerdos, las fotos y los reportajes: una vez que llegas a casa, la ruta aún no se ha acabado, al día siguiente te quedan los recuerdos, tus fotos y reportajes y las de los demás. Al despertar el sábado por la mañana, sobre las 7,00, desde la comodidad y calorcillo de mi saco de dormir, veía a Diego Martín, enfundado en su anorak, saltando de roca en roca, disparando una foto aquí y otra allí, buscando recoger en fotografías el sin fin de hermosas y espectaculares imágenes que la altura del Torrecilla, las nubes y el Sol le querían mostrar y que él ha tenido a bien compartir con todos nosotros en el presente enlace junto con un sensacional reportaje insertado en el foro de Cazatormentas.

Comenzamos a caminar con las últimas luces del día, con Venus y un pedacillo de Luna destacándose en el firmamento:

Fotografiando arañas:

En el Nevero de Tolox, el primer descanso serio:

En el Pilar de Tolox:

Llegamos a la cumbre del Pico Torrecilla sobre las 3 de la madrugada del sábado:

En la cumbre, con mucho frío y mucho viento:

Parte de la cena:

Sobre las 4 de la madrugada brindamos por la pronta recuperación de Mianorca:

En el vivac, refugiados del viento y el frío:

Ya de día, otra foto en la cumbre del Torrecilla:
Bajando de la cumbre del Torrecilla, despacito, no teníamos ninguna prisa por abandonar la montaña:
Llegando al Pilar de Tolox donde nos esperaba un buen desayuno:

Ovejas bebiendo de los chorrillos que fluyen por las paredes rocosas del pilar de Tolox:

En el pilón que hay justo debajo de la estatua de San Roque (como su vecina Virgen de la Victoria, también decapitada, -sin palabras-) :



Para bajar escogimos la Cañada de las Animas:
Otro descanso en la Cañada de las Animas:

En la Cañada de las Animas, la luz atravesando el viejo y retorcido bosque de pinsapos, creaba extrañas imágenes, ¿eran solo imágenes? :
El sendero que recorre la Cañada de las Animas se está perdiendo:

Un último descanso para acabar con las últimas provisiones en el Área Recreativa Los Quejigales, apenas a 40 minutos del fin de la ruta:

Etiquetas: ,

2 Comments:

  • Que buenas fotos, esa que estamos en la Cañada de las Animas a punto de ser abducidos por esa extraña luz es buenísima.
    Como has dicho, la ruta se sigue disfrutando días después gracias a estos reportajes y nuestros recuerdos, que al ser tantos los vividos en menos de 24 horas, hay que digerirlos poco a poco.
    Yo no me veía de nuevo durmiendo en el campo, gracias a tus ánimos (y a la anestesia)he conseguido otra vez meterme en el saco, y dormir.

    Saludos
    Diego Martín

    By Anonymous Diego Martín, at 11:00 p. m.  

  • Cuanto me alegro de que hayáis llevado a buen fin esta emocionante aventura que habéis planificado. Con nocturnidad y alevosía, como tiene que ser. Muy bien descrita por parte del fotógrafo y autor del reportaje.
    Ya me hubiera gustado asistir, pero las circunstancias no me lo permiten por ahora. Gracias por haberos acordado de un servidor mientras brindábais en la cumbre. Ha sido todo un detalle.

    Un abrazo a todos.

    Miguel Angel

    By Blogger Miguel Angel, at 10:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home