GPS Senderismo Familiar Costa del Sol

18 junio 2007

Sol, enemigo mío

Nos cuentan historias de presos encadenados que, paso a paso, por cuestas sin aliento a ritmo de latigazos, eran conducidos al puerto de Almería a pagar sus delitos en galeras, nos hablan de puentes sobre ríos, de refugios abandonados, de otros bien conservados con aspecto de cucaracha, de vistas que te dejan boquiabierto al contemplar las cumbres nevadas de la Alcazaba, el Mulhacén y el Veleta, nos cuentan leyendas sobre Cuevas Secretas, veredas mineras, castaños centenarios que dan cobijo al caminante, minas abandonadas, relatos que nos atrapan y provocan que nuestro corazón salte del pecho y nuestra alma vuele directa hacia las hermosas montañas de Sierra Nevada.
Pero, nos dicen, para transitar por estos lugares, hemos de tener fuertes músculos en las piernas y tener bien aireados los pulmones para llegar lo mas lejos posible y ver los tesoros que se esconden en lo mas profundo de los bosques granadinos.


Y para ello, para ponernos en forma, nos proponen subir a una de las cumbres más altas de Sierra Blanca, La Concha, recorriendo la maltrecha vereda que parte desde Istán, bajar luego por el lado opuesto hacía Juanar y regresar por la cañada de Juan Inglés.


A las 11 horas, con el Sol calentando fuerte, comenzamos a caminar por el sendero que parte detrás del hotel Altos de Istán y subimos, como podemos, apartando la maleza cuando ésta cubre la vereda, trepando por las rocas cuando así lo indican las marcas del PR que seguimos, los puntos rojos y las señales de piedras que dejan los buenos caminantes para que otros puedan seguir cómodamente el recorrido, y seguimos subiendo metro a metro bajo un Sol que calienta nuestros cogotes aún mas fuerte, quitándonos gota a gota todo el agua que llevamos guardada y gran parte de nuestras fuerzas.


Ya en la Concha nos apresuramos a bajar, en el camino desde Istán no hemos encontrado ninguna sombra donde guarecernos del Sol y ya empezamos a notar sus efectos después de subir durante más de cuatro horas bajo sus rayos abrasadores, el que es amigo fiel en los fríos días de invierno se torna ahora nuestro peor enemigo, le maldecimos, pero él nos sigue achicharrando.

Dejamos atrás la Cruz de Juanar y nos adentramos en la frescura del pinar de Monterrey donde intentamos acallar nuestra alarmante sed antes de acometer la última parte de la jornada, pero nuestras cantimploras están casi vacías, así que decidimos pasarnos primero por el Hotel Refugio de Juanar para proveernos de agua fresca, aún nos pueden quedar unas tres horas de caminata y el puñetero Sol sigue gritando que él es el que más calienta.

En el Hotel, una vez repuestos en la frescura del entorno, sin ganas de volver al camino de fuego y esfuerzo, llamamos a un taxi que nos recoge en el Hotel Refugio de Juanar y nos lleva, por un precio razonable, de vuelta a Istán donde dejamos el coche a las 11 de la mañana, lejos del Sol que nos abrasaba hasta las ideas.

GPS Senderismo Familiar Málaga

Etiquetas: ,

1 Comments:

  • Mucho cuidado con el Sol, nunca hasta ahora ha sido tan dañino, los que se dedican a estudiarlo están estupefactos, no saben hasta donde pueden llegar el nivel de radiación solar.

    By Anonymous Anónimo, at 10:21 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home